Compartir

La “caminata por la vida” a realizarse este miércoles 26 de junio año, en el marco del “Movimiento Nacional Ni un Pibe Menos por la Droga”, organizado por la Comisión Diocesana de Adicción y Drogadependencia en conmemoración al “Día internacional de la lucha contra el uso indebido y el tráfico ilícito de drogas”, con el lema: “Ni un chico menos por la droga” y la propuesta: “Joven, Cristo vive y te quiere vivo”; fue declarado de interés institucional por la Defensoría del Pueblo.

Además se compartirán testimonios de jóvenes en proceso de rehabilitación, los distintos ministerios de música animarán con sus canciones y se prevé la celebración de la santa misa para las 20, pidiendo por todos los que sufren el flagelo de las drogas; fue declarado de interés institucional por la Defensoría del Pueblo, propiciando la asistencia y participación de todas las familias formoseñas, instituciones públicas y privadas, profesionales afines y de la Comunidad en general.

Desde el Organismo de la Constitución se apoya institucionalmente toda actividad destinada a contribuir con el bienestar de la sociedad en general y, en particular, aquellas iniciativas que tiendan a informar, concientizar y mejorar la calidad de vida de los jóvenes que se encuentran en estado de vulnerabilidad por el consumo de drogas.

Nuestra búsqueda por contribuir en lograr una comunidad más justa y sana, se ha concretado mediante la Resolución Nº 184/2012 creando el “Programa Buzón por la Vida”, a fin de implementar un sistema de denuncias anónimas de conductas relacionadas con delitos complejos como el narcotráfico y la trata de personas.

Así consideramos que la problemática de las adicciones es un drama que aumenta día a día en la República Argentina. Ha crecido exponencialmente el consumo de sustancias psicoactivas y, donde más duro golpe, es donde más nos duele: en los millones de jóvenes excluidos del sistema educativo, laboral y sin posibilidades de acceder a la cultura, el deporte y la recreación. A los jóvenes y niños que les han arrebatado el futuro y los sueños.

El Ombudsman Provincial Dr. José Leonardo Gialluca, junto a la Dra. Mariela Cáceres Secretaria General, advirtieron que, este flagelo atraviesa toda la geografía provincial, pues hace tiempo dejó de ser una situación de las “grandes ciudades”, hasta los pueblos más pequeños de nuestro interior profundo sufren este drama.

Distintos tipos de sustancias psicoactivas en poco tiempo han inundado barrios, parques, boliches, escuelas y, de diferentes maneras, llegó a todas las clases sociales.

En todo el país, distintas organizaciones sociales, comunitarias y religiosas se han ido encontrando en esta durísima pelea contra las adicciones y, para ello, construyeron un movimiento de extensión nacional denominado: “Ni un pibe menos por la droga”, realizando actividades deportivas, culturales, recreativas, centros de recuperación, movilizaciones, cursos de capacitación como preventores en adicciones, entre otras acciones.

Para finalizar reafirmamos que el consumo es la última estación en el recorrido de una vida de exclusión que sufren millones de jóvenes en nuestro país. Estado de cosas que se da principalmente por la desintegración de la familia como institución, como célula básica y fundacional de los valores personales y sociales.

Familias, que, a nuestro criterio, deben recuperar su protagonismo en la contención, protección y educación de sus hijos, siendo uno de los principales objetivos de esta Defensoría del Pueblo la defensa de los derechos humanos, entre los que ineludiblemente se encuentra consagrado el derecho a la vida y a la salud.