Compartir

Advierten que ofertas de supermercados “solo constituyen maniobras especulativas

Efectuando relevamientos por parte del -Cuerpo de Inspectores- de la Defensoría del Pueblo, en comercios, autoservicios, supermercados e hipermercados de nuestra ciudad quien en la actualidad posee un fuerte potencial de consumidores, a lo que se le suman los que vienen del interior provincial en busca de “mejores precios” en mercaderías e insumos, han determinado un marcado estancamiento en el movimiento económico de los antes citados, en consecuencia los mismos insisten más ahora, que se cobraron haberes públicos y privados y que se acercan las fiestas de fin de año, en adoptar medidas o tender estrategias con ofertas que llaman la atención a los clientes pero nunca los favorecen.-

Estas maniobras son advertidas por la Defensoría del Pueblo, quien considero necesario “combatirlas por que constituyen maniobras especulativas que afectan al bolsillo de los consumidores”,

En este sentido, el Representante de la Defensoría del Pueblo de Nación en Formosa, Julio Nestor Santander, denuncio que los hipermercados junto a los supermercadistas, cadenas de farmacias y otros; cuentan con una infinidad de estrategias publicitarias y de marketing para poder captar clientes. Las más habituales consisten en ofrecer productos gratuitos o devolución de dinero, que en realidad son cupones de consumo en el mismo supermercado, muchas veces solo sobre determinados productos y con una fecha de vencimiento próxima.Otro de los recursos utilizados con insistencia por los supermercadistas y las grandes cadenas de electrodomésticos es utilizar la palabra “promo” a los precios habituales de los productos. Esto actúa como un llamador, los consumidores ven la palabra “promo y el color rojo e inmediatamente se direccionan a ese producto”.Otra de las prácticas habituales que se están aplicando es la utilización de “trabalenguas” en las promos. De esta manera es habitual observar la leyenda “si compras tres productos, hay un 50% de descuento en el tercero”, que entiende se “tratan de frases destinadas solo a manipular al cliente”.

El Ombudsman Provincial, Leonardo Gialluca señalo que la normativa vigente entre ellos el código civil y comercial prohíbe estas prácticas, y para denunciarlas pedimos a los consumidores que concurran a Padre Patiño Nº 831 y/o a los coreos electrónicos denuncia@formosa.gov.ardepuefor@fibertel.com.ar o también al 0800-444-1770.

Remarco el funcionario que las estrategias de marketing también suelen inducir a adquirir productos más caros. Es conocido que las marcas pagan por el lugar que ocupan en las góndolas, y de esta manera, a la altura de los ojos del comprador se ubican las marcas que han abonado más, y más abajo las que tienen menos posibilidad de destacarse, las que por lo general ofrecen productos más baratos.Estas prácticas también se aplican en las góndolas ubicadas en los pasillos centrales o en cercanías de las cajas.

Por ello se sugirió del Organismo de la Constitución a todos los consumidores, estar atentos y hacer valer sus derechos, pues es la única manera que tenemos actualmente de cuidar el valor de nuestro salario, “ya que la implementación desde hace varios meses de una economía sin controles por parte del Estado Nacional y en donde la oferta y la demanda fijan los precios, es necesario que castiguemos no comprando los productos cuyos precios no son justos o razonables”. En este sentido venimos detectando que los consumidores utilizan principalmente las redes sociales y el Facebook para “quejarse de los precios” o de la calidad de los productos, sin señalar lugares o datos concretos como para iniciar una actuación de oficio, y por ello es necesario, “que adoptemos una nueva costumbre por la cual todos hagamos la denuncia o la queja Institucionalmente,  esta es rápida, gratuita y causa sus efectos sobre aquellos que aprovechan la concentración de nuestro mercado  y la falta de competencia, para remarcar precios y realizar ofertas engañosas ya sea por acción -dando información falsa- o por omisión, -ocultar información importante-y de esta manera damnificar económicamente a sus propios clientes, que no son otros que los consumidores de nuestra ciudad”.