Vecinos de la colonia Ensanche Norte fortalecieron sus controles de salud

Compartir

Mediante un trabajo conjunto entre los equipos del hospital de Ibarreta y del centro de salud local.

Una amplia jornada de atenciones multidisciplinarias fue concretada en la colonia originaria Ensanche Norte, ubicada a pocos kilómetros de la localidad de Ibarreta. 

Con la finalidad de fortalecer la cobertura de salud que se presta diariamente a las familias que viven en este lugar de la provincia, fueron dispuestas variadas prestaciones que abarcaron a todas las edades, haciendo siempre hincapié en la atención a niños, embarazadas y pacientes con enfermedades crónicas. 

De este modo, a cargo de un equipo de salud del hospital de Ibarreta, se ofrecieron atenciones en clínica médica y pediatría, controles de enfermería y exhaustivos exámenes desde el servicio de nutrición, el cual fue acentuado en los niños de corta edad.

Para complementar fueron aplicadas las vacunas de Calendario para toda la familia, y las vacunas contra el COVID para quienes debían completar los esquemas con las correspondientes dosis de refuerzo (3º y 4º).

Se entregaron medicamentos recetados para los tratamientos, más cajas de leche para niños y embarazadas.

En cuanto a las atenciones, los más chiquitos fueron destinatarios de los controles del niño sano, que incluyeron: registro de signos vitales; medición de peso, perímetro cefálico y abdominal. Chequeos motrices y otros indicados para las diferentes etapas del crecimiento infantil.

Por otra parte, los adultos accedieron a las atenciones delineadas para el control periódico y programado, que incluyó medición de peso, de tensión arterial y de nivel de glucemia, a fin de detectar factores de riesgo asociados al desarrollo de patologías crónicas.

Se programaron turnos para atenciones en el hospital en los casos necesarios y se solicitaron estudios complementarios, como análisis de laboratorio, ecografía, radiografías, electrocardiogramas y otros, que forman parte del seguimiento habitual, de acuerdo a las edades y condiciones específicas de salud de cada paciente.

Tanto los niños como los pacientes mayores, fueron alcanzados además con una completa evaluación nutricional. En todos los casos, se sumaron recomendaciones para la implementación de una alimentación sana y se dieron indicaciones sobre cómo combinar los distintos grupos de alimentos y las formas más adecuadas de cocinarlos para aprovechar al máximo los nutrientes.