Viruela del mono: “El caso de la Argentina continúa siendo sólo sospechoso”, remarcan

Compartir

El médico infectólogo Julián Bibolini se refirió a la enfermedad de la “viruela del mono”, ya que en las  últimas horas, en la Argentina, se registró el primer caso sospechoso.

Según datos recabados por AGENFOR, el doctor manifestó: “Es una infección causada por el virus de la viruela, pero en este caso no es el del ser humano –que ya ha desaparecido hace mucho tiempo, por eso se dejó de vacunar-, sino de animales”.

Y aclaró: “Aparentemente, ni siquiera seria de los monos, sino que estos se contagian al estar en contacto con otros animales que tienen la infección y, después, el ser humano tiene interacción con el mono y así adquiere la infección”.

También, indicó que “la particularidad que tiene, es que se empezó a diseminar más allá del mono”, recordando que “no es la primera vez que se encuentra esta infección, debido a que Europa registró casos en el 2018, 2019, 2021, pero en personas que habían ido a África y que tuvieron contacto con los animales (por lo visto) infectados”.

“Cuando volvieron presentaron síntomas y era muy claro que esto estaba relacionado directamente con el viaje. En cambio ahora, hay muchas personas que están teniendo la enfermedad sin haber ido a ese destino y esto es lo que está llamado la atención de la comunidad científica”, señaló.

Síntomas

Respecto de los síntomas que la enfermedad causa, nombró a los gripales, como la fiebre y el decaimiento, a lo que se suma que “pueden aparecer pruritos o pústulas en las manos, en la boca, en los genitales y en ese periodo es muy contagioso”, alertó.

Además, llevó tranquilidad al aclarar que “no se transmite como el coronavirus, es decir de manera tan fácil (en referencia a no mantener una cierta distancia)” y añadió: “Rara vez causa mortalidad, la tasa no llega al 1%, pero siempre hay que estar atento para que no se disemine y se pueda cortar”.

Respecto del paciente infectado, informó que “debe estar asilado 21 días” y que lo ideal sería que sus contactos estrechos también lo estén, pero aclaró que “para estos no es obligatorio”.

“No hay tratamiento exacto y preciso, solamente antinflamatorios o antifebriles”, comunicó Bibolini.

En esa línea, precisó que “siempre existen advertencias o avisos epidemiológicos a nivel mundial, después al Ministerio de Nación y de ahí a las provincias” y sostuvo que esto ocurre para “que habitualmente se esté atento, principalmente con los viajeros”.

Finalmente, remarcó que “debemos estar en alerta”, pero insistió en marcar que “el caso de la Argentina continúa siendo sólo sospechoso”.