Visitas domiciliarias para ofrecer servicios de salud

Compartir

Una vez más familias del barrio Liborsi de nuestra ciudad recibieron en sus casas a profesionales y agentes que se desempeñan en el centro de salud “Luis María Codda”, quienes invitaron a las múltiples prestaciones gratuitas que aguardan por sus consultas todos los días del año.

En esta oportunidad el equipo de salud que recorrió los domicilios y dialogó con los vecinos, hizo hincapié en la captación de bebés y niños pequeños “que por motivos particulares no asistieron a su control programado”. Además hicieron lo propio con los adultos que tienen diagnóstico de enfermedades crónicas como diabetes e hipertensión “debido a que profundizamos el seguimiento a nuestros pacientes que atraviesan estos problemas de salud”.

Los enfermos crónicos fueron examinados mediante medición de la tensión arterial, peso, temperatura y frecuencia cardíaca. En el caso de los pacientes diabéticos, se sumó el control del nivel de glucemia “y un chequeo de la piel ya que son propensos a presentar lesiones, especialmente en sus extremidades y algo que controlamos rigurosamente son los pies, teniendo en cuenta la afección de pie diabético”, detallaron los referentes del equipo.

Cabe señalarse que este efector brinda cobertura sanitaria al barrio Liborsi y a los otros tantos cercanos que lo rodean. El trabajo en terreno “llegando a las casas, captando pacientes, ofreciendo los servicios, invitándolos a la consulta y programando sus turnos es una estrategia que implementamos para ampliar los beneficios de salud pública haciéndoles llegar hasta sus casas”, comentaron desde la dirección del centro asistencial.

En la recorrida, los profesionales revisaron además los carnets de vacunas y “fueron indicadas las dosis faltantes para que los niños y adultos vayan al centro a recibir la aplicación correspondiente y actualizar el registro de vacunación”. Asimismo, las mujeres en edad objetivo para el estudio de PAP fueron convocadas para la toma de muestra con turnos programados para la entrevista con la obstetra.

Por otra parte, insistieron en la concientización de hábitos saludables como prácticas que fomentan una mejor calidad de vida, al tiempo que “hacen posible evitar muchas enfermedades y promueven la buena salud en todas las edades”.

Al respecto inculcaron en las familias el consumo diario de alimentos sanos y nutritivos, la aplicación de todas las vacunas incorporadas al calendario en tiempo y forma, el lavado de manos a cada momento, la práctica de alguna actividad física regular, la higiene del hogar, el aseo personal y la consulta médica anual, mensual o indicada por el profesional de acuerdo a la edad y condiciones de salud.