Compartir

Para musculación, está permitido una hora de entrenamiento como máximo. Fitness grupal, bloques de 45 minutos.

Los gimnasios de Formosa volvieron a abrir sus puertas y retomaron la actividad este lunes, de manera restringida, en medio de las medidas preventivas para evitar la propagación del coronavirus.

Los miembros deben llevar su toalla y botellas de agua, no se permiten reuniones sociales, se vaporiza a cada cliente que ingrese, sus elementos antes y luego de su uso. Se recalca que no deben concurrir si presentan síntomas compatibles con COVID.

En este sentido, la Agencia de Noticias Formosa (Agenfor), visitó el Club San Lorenzo de la ciudad capital y dialogó con Marcelo y Sofía, quienes expresaron su dicha por volver a entrenar en el gimnasio.

“Estoy muy contento por reencontrarme con conocidos en el Club, estamos cumpliendo el protocolo, cuidándonos para evitar los contagios. Particularmente me cuido mucho porque vivo con adultos mayores de riesgo pero también más tranquilo porque ya fueron vacunados con la primera dosis. Para mí la actividad física es fundamental y entrenaba en casa, pero se necesitan las pesas”, indicó Marcelo.

Por su parte, Sofía dijo estar “muy agradecida” por la reapertura del gimnasio, “ni bien me enteré me comuniqué con el Club para poder empezar, entrenar es mi momento favorito y esto nos devuelve un poco de normalidad a nuestro día a día”.

Protocolo:

En cuanto al protocolo sanitario, cada gimnasio debe llevar a cabo una trazabilidad, control, registro de clientes, trabajadores y/o terceros, donde detallen nombre y apellido, DNI, domicilio, teléfono, días y horarios que asistieron al lugar. Controlar la temperatura a cada persona (tanto empleados, clientes y visitantes) y quienes tengan una temperatura igual o superior a 37.5º no pueden ser admitidos.

Asimismo, deben colocar marcas en el suelo para delimitar la distancia de 1,5 mts en las filas para ser atendidos por la administración y para el ingreso. Barreras de seguridad de acrílico en áreas donde se realiza la atención al público y el proceso de “check in” deberá realizarse sin contacto físico.

En la entrada, se debe entregar a cada cliente un vaporizador con alcohol al 70% para la limpieza previa y posterior de los elementos utilizados. Se debe disponer de barbijos, bebidas y toallas para la venta, para los casos que los clientes lo requieran. Los miembros tendrán acceso al gimnasio por horarios previamente designados y con cita previa mediante la aplicación del gimnasio, tanto para la sala de musculación como para las clases de fitness grupal.

En el caso de musculación, el cliente tendrá acceso a una hora de entrenamiento como máximo. En el caso de fitness grupal, los horarios serán separados por bloques de 45 minutos para entrenamiento y 15 minutos para la limpieza.