Compartir

En el marco de la inauguración de las refacciones y ampliaciones del Instituto Monte Calvario, el cual es de gestión privada y religiosa, el intendente de la localidad de Pirané, Juan Domingo Zaragoza brindo un sentido y emocionante discurso, afirmo que “De haber sabido que este gobierno iba a permitirme acompañar en las inauguraciones de tres obras educativas, en tan solo 20 meses de gestión, hubiese intentado ser intendente mucho antes, esta es una de las satisfacciones que me da la vida, quiero reafirmar el gran compromiso que tenemos con el gobierno provincial. Estas obras eran impensadas para algunos y el gobierno provincial las hizo realidad”

Además dirigiéndose al pueblo piranense recordó que “el gobierno nos acompaña en muchas obras, obras que son muy importantes e indispensables para la felicidad de todo el pueblo, si somos hombres y mujeres de buena fe, debemos acompañar a este gobierno, porque lo que importa es lo que se ve, lo que se palpa, lo que se toca y estas obras son un reflejo del compromiso que tiene la gestión del gobernador Insfrán para mejorar nuestro modo de vida y así lograr la equidad y la justicia social”.