Zorrilla censuró el desprecio de algunos sectores para con la educación pública

Compartir

El ministro de Cultura y Educación, Alberto Zorrilla, reprocho de manera categórica visiones neoliberales como los de la gobernadora bonaerense Maria Vidal que cuestiono que hayan universidades a las cuales el pobre no accede.

“Las declaraciones de los neoliberales son siempre del tipo fatuas, es decir somos los primeros, los únicos, carecen de concepto de la historia y tampoco les interesa. Avanzan centrando su interés en las corporaciones financieras y agro-exportadoras, y no les mueve un pelo las necesidades del pueblo argentino”, afirmo, lamentando que se tenga tanto desprecio por la educación pública, gratuita e inclusiva.

A modo de ejemplo sostuvo que “el 90% de los estudiantes de la UNaF no tuvieron padres universitarios, algunos ni el secundario e incluso el primario no llegaron a terminar. Por eso decir que el pobre no puede llegar a la universidad es como aquella vieja versión neoliberal de quien nace para galleta nunca llega a ser pan dulce,  pero yo digo que aquel que nació pan dulce jamás apreciara la belleza de la galleta”.

Incluso pondero que “la UNaF tiene importantes infraestructuras, equipos y carreras que han y siguen siendo financiadas por la provincia. El gobernador (Gildo) Insfran no se fijo en jurisdicciones, brinda todo para que los jóvenes formoseños puedan cursar y terminar la carrera universitaria que han elegido”.

Otro aspecto subrayado por el ministro es el dictado de la ingeniería agropecuaria en el Instituto Universitario de Laguna Blanca, la que sostuvo “es única en  su tipo en el país que se dicta en una universidad pública”.

“Uno realmente puede escucharlos, pero no creerles, sino iremos mal”, recomendó, contrastando que “en Formosa tenemos una política justicialista que marca la enorme diferencia, y lamentablemente como estos días nublados, así está el panorama del país”.

Defendió a la educación pública que tiene raigambre constitucional, exponiendo que “es una predica permanente del gobernador Insfran en torno a la educación pública y gratuita, y la importancia que le concede esta dado en hechos concretos. La sociedad formoseña recibió en función de esta convicción 1333 obras educativas en esta gestión de gobierno, de todos los niveles y modalidades. No existe paraje rural por más pequeño que sea que no tenga una escuela, cada chico dispone en las puertas de su hogar una infraestructura educativa íntegramente equipada, donde habitan paipperos y aborígenes”.

Destaco el ministro que “tenemos asegurada la escolarización de todos los niños, adolescentes y jóvenes en los niveles obligatorios. Y no solo están los edificios, sino los docentes, servicios como el nutricional, conectividad, energía eléctrica, agua potable, es decir todo lo que permite el óptimo funcionamiento de una escuela”.

Además refirió a que “existe una política educativa sostenida en pilaras bien sólidos como el desarrollo capacidades, la escolarización plena, el criterio de calidad y lo que estamos incorporando de manera sistemática el desarrollo de capacidades socio-afectivas y un fuerte trabajo relacionado a como enseñamos lo que debemos enseñar”.