Compartir

El ministro de Cultura y Educación, Alberto Zorrilla, puso en valor la reciente gira que hiciera el gobernador Gildo Insfran por parajes del noroeste provincial, afirmando que “en cada comunidad se aprecia en toda su dimensión la formidable evolución de la provincia y los logros del modelo formoseño”.

Expuso que en estas poblaciones como Lamadrid, Alto Alegre y Bajo Hondo, situados a la vera y en pleno corazón del bañado La Estrella, la comenzó a conocer en 1996, “cuando los caminos, en muchos casos era solo una trocha de tierra o picada grande”.

“Llegamos con el operativo “Por nuestra gente, todo” y los equipos de los diferentes organismos ingresaban a los parajes, y me toco justamente estar en Bajo Hondo, Alto Alegre y Banderita en aquel tiempo. Y el camino era una picada donde solo entraba una camioneta y demoraba más de una hora transitar poco mas de 20 kilómetros, era toda una travesía y uno debía permanecer por una semana en esa región”, memoro.

Recordó que luego siendo titular del Paippa regreso a charlar con los lugareños, y en todos los casos como fue en esta ocasión la gente estaba feliz y agradecida.

“La luz era el candil, las casas realmente precarias y tenían las características propias de las familias criollas con esa gran abertura para que ingrese el viento. Hoy llego la luz y las viviendas son de material y tienen todas las comodidades, incluso disponen de conectividad en la escuela, de donde se les abre la posibilidad de conectarse al mundo”, contrasto.

Conto el especial momento vivido cuando una joven de Bajo Hondo, estudiante del nivel Superior en Las Lomitas conto que “ingreso a la página de Internet de la delegación zonal y se emociono al ver su escuela y la luz de su comunidad”, afirmando el ministro que “este tipo de cosas animan el alma, es ver hecho realidad los frutos de un proyecto político”.

“Se palpa en todo sentido los logros, sobre todo en zonas como estas donde eran tantas las carencias, y si bien faltan pasos por dar, es notorio los cambios producidos y demuestran que a este proyecto político que conduce el doctor Insfran le importa ante todo el ser humano”, sostuvo.

Refirió asimismo que el jardín de infantes inaugurado es la obra educativa numero 1338 de la actual gestión de gobierno y tiene ocho alumnos, en tanto que la escuela primaria contigua posee una matrícula de once escolares, donde además funciona el Ciclo Básico Secundario Rural con quince estudiantes. “Fíjese tamaña inversión, incluso en un diseño educativo para la población, y una matrícula tan pequeña, sin embargo es enorme el valor que se le asigna a la educación”, significo.

Para Zorrilla “en estos pequeños parajes, en pleno bañado La Estrella, queda demostrado la dimensión que alcanza la persona que es el centro de este modelo político”.

Incluso comento que el ministerio de la Producción y Ambiente y el Instituto Paippa trabaja con los lugareños en lo productivo, se les hace aguadas y se los apoya para la siembra de pasturas bajo las arboles, con lo cual pueden planificar su producción.

Otro faceta subraya fue que definitivamente “quedo atrás el aislamiento territorial, porque por ejemplo la ruta 28 que antes era de tierra y ante cada crecida se cortaba, ahora exhibe un paisaje maravilloso y su transitabilidad está asegurada por esa gran obra hidrovial que se hizo”.

Afirmo concluyente de que sentía el “privilegio de ser testigo de cómo se transforma la provincia, y de cómo la gente toma nuevas dimensiones de su vida y pueden ejecutar sus sueños, es algo que me hace sentir orgulloso”.